POEMAS DEL CORAZÓN

CARTA DE UNA AMANTE

Escrito por elymar 20-03-2007 en General. Comentarios (21)
 

CARTA DE UNA AMANTE 
 

Hola mí amor:
Hoy he decidido escribir estos pensamientos llenos de amor, para que puedas ver el fondo de mí corazón el que siempre fué transparente para tí, pero nunca te distes cuenta, talves mí posición dentro de la sociedad como ser una simple amante, la que no tiene el derecho a ser feliz ni a compartir la tristeza ni los logros ni siquiera una palabra de aliento en esos momentos dificiles, y yo no soy una adolecente al contrario estoy en mi madures plena creo que ha sido la mejor época de mí vida, pero desde el día que nos dimos el primer beso, mi vida cambio, a  mil revoluciones por segundo, mí corazón desbordaba de alegría, mí espiritú se iluminó estaba regozigado, no sabía como la vida había cambiado de un día para otro. Estaba felíz, si muy felíz, porque desde el primer instante que estuve cerca de tí, entre en tú corazón y en tú piel, pero tú rehusastes aceptarlo y por eso yo quize alejarme de tí, para no sufrir.
Pensé que a contar de ese momento que te alejaras de mí podría ser un ente, porque no era yo, me enajené completamente,quería liberarme de tí, volvería a ser yo misma, a repirar mi aire a ser yo misma nuevamente no pensar más en tí y me preguntaba sí sería esa la solución a mi sufrimiento.......
Así no tendría que ocultarme ni disimular cada vez que mi garganta se ahogaba de llanto, no tendría la necesidad de justificar mis lágrimas, aunque fueran furtivas y contradictorias.
Perseguí tú atención, pero no tenía respuesta yo me afanaba en buscarte, pero como te ibas volvías nuevamente a mí y era maravilloso cada encuentro clandestino pero cada vez que te alejabas  comenzaba el sufrimiento, pensaba que estabas con ella y yo aquí esperando escuchar tú voz, y pasaban los días y nunca me contestabas, y sentía que te obligaba a verme y no entendía por que, si yo te daba lo máximo de mí para que fueras felíz..¿o no?....
Fueron los días más dolorosos que he pasado en mi vida.....
Ahora, nuestra vida cambió, a veces veo como imposible que puedas amarme tanto y yo por mi parte, no se que hacer para demostrarte más amor y que solo soy tuya, para siempre .
Nunca podremos estar juntos, entonces debemos aprovechar cada segundo, cada minuto que pasa porque estas en mí aire, mí piel, en mí mente, en cada milimetro de mí cuerpo, y aún que soy sólo tú amante me preocupo de tí por que te quiero.....
Te escribo esto para que tú algún día, me recuerdes, y pienses que yo he sido la única mujer que te amado como tú lo mereces Amor, lo único que sé que eres el último hombre que estará en mí vida.
Te Amaré por siempre.............mí amor.
Para mi gran amor imposible.......... 

 
By Elisa María

 


Copyright ©~* Elisa María C.S. *~ 2006 Reservados todos los derechos de autor






CAMINO SIN SENDERO

Escrito por elymar 20-03-2007 en General. Comentarios (0)


"CAMINO SIN SENDERO" 

   





"Camino solo, camino quieto, tan solo y quieto me siento, que pienso que no camino. Sigo una senda sin rumbo, un mundo que me rodea, rodeado del mundo camino y sin rumbo estoy en el mundo.
Trato de vivir, por vivir feliz no vivo, de la vida vivo preocupado, por no saber vivir feliz."

 

Para Elisa Mar�a

 

De Roberto Ivan


COMENTARIO: ELIMINÈ LA FOTOGRAFIA DE LA PRESENTACIÃ’N POR QUE EL AUTOR DE LA MISMA SE INCOMODO, RECUERDO SABER QUE TODO LO QUE ESTÀ EN LA WEB ES LIBRE DE SER USADO, MIENTRAS NO SE FALSIFIQUEN LOS NOMBRE O LOS COPYRGHT (c) .  LA FOTOGRAFIA ESTABA INTACTA. MIS ESPACIOS SON VISITADOS POR MUCHAS PERSONAS, NO SÈ QUIEN PIERDE MÀS.


 

 

LA CANCION DESESPERADA

Escrito por elymar 20-03-2007 en General. Comentarios (1)




La Canción Desesperada

Emerge tu recuerdo de la noche en que estoy.
El río anuda al mar su lamento obstinado.

Abandonado como los muelles en el alba.
Es la hora de partir, oh abandonado!

Sobre mi corazón llueven frías corolas.
Oh sentina de escombros, feroz cueva de náufragos!

En ti se acumularon las guerras y los vuelos.
De ti alzaron las alas los pájaros del canto.

Todo te lo tragaste, como la lejanía.
Como el mar, como el tiempo. Todo en ti fue naufragio !

Era la alegre hora del asalto y el beso.
La hora del estupor que ardía como un faro.

Ansiedad de piloto, furia de buzo ciego,
turbia embriaguez de amor, todo en ti fue naufragio!

En la infancia de niebla mi alma alada y herida.
Descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Te ceñiste al dolor, te agarraste al deseo.
Te tumbó la tristeza, todo en ti fue naufragio!

Hice retroceder la muralla de sombra.
anduve más allá del deseo y del acto.

Oh carne, carne mía, mujer que amé y perdí,
a ti en esta hora húmeda, evoco y hago canto.
Como un vaso albergaste la infinita ternura,
y el infinito olvido te trizó como a un vaso.

Era la negra, negra soledad de las islas,
y allí, mujer de amor, me acogieron tus brazos.

Era la sed y el hambre, y tú fuiste la fruta.
Era el duelo y las ruinas, y tú fuiste el milagro.

Ah mujer, no sé cómo pudiste contenerme
en la tierra de tu alma, y en la cruz de tus brazos!

Mi deseo de ti fue el más terrible y corto,
el más revuelto y ebrio, el más tirante y ávido.

Cementerio de besos, aún hay fuego en tus tumbas,
aún los racimos arden picoteados de pájaros.

Oh la boca mordida, oh los besados miembros,
oh los hambrientos dientes, oh los cuerpos trenzados.

Oh la cópula loca de esperanza y esfuerzo
en que nos anudamos y nos desesperamos.

Y la ternura, leve como el agua y la harina.
Y la palabra apenas comenzada en los labios.

Ese fue mi destino y en él viajó mi anhelo,
y en el cayó mi anhelo, todo en ti fue naufragio!

Oh sentina de escombros, en ti todo caía,
qué dolor no exprimiste, qué olas no te ahogaron.

De tumbo en tumbo aún llameaste y cantaste
de pie como un marino en la proa de un barco.

Aún floreciste en cantos, aún rompiste en corrientes.
Oh sentina de escombros, pozo abierto y amargo.

Pálido buzo ciego, desventurado hondero,
descubridor perdido, todo en ti fue naufragio!

Es la hora de partir, la dura y fría hora
que la noche sujeta a todo horario.

El cinturón ruidoso del mar ciñe la costa.
Surgen frías estrellas, emigran negros pájaros.

Abandonado como los muelles en el alba.
Sólo la sombra trémula se retuerce en mis manos.

Ah más allá de todo. Ah más allá de todo.

Es la hora de partir. Oh abandonado.

Pablo Neruda
 
Copyright ©~* Elisa María C.S. *~ 2005 Reservados todos los derechos de autor
 

POEMA 2

Escrito por elymar 20-03-2007 en General. Comentarios (0)

Poema  2



En su llama mortal la luz te envuelve.
Absorta, pálida doliente, así situada
contra las viejas hélices del crepúsculo
que en torno a ti da vueltas.

Muda, mi amiga,
sola en lo solitario de esta hora de muertes
y llena de las vidas del fuego,
pura heredera del día destruido.

Del sol cae un racimo en tu vestido oscuro.
De la noche las grandes raíces
crecen de súbito desde tu alma,
y a lo exterior regresan las cosas en ti ocultas,
de modo que un pueblo pálido y azul
de ti recién nacido se alimenta.

Oh grandiosa y fecunda y magnética esclava
del círculo que en negro y dorado sucede:
erguida, trata y logra una creación tan viva
que sucumben sus flores, y llena es de tristeza.

 

POEMAS DE PABLO NERUDA

 

Copyright ©~* Elisa María C.S. *~ 2005 Reservados todos los derechos de autor

 

Poesía y otros

La Poesía y el diseño. unidos por un mismo ideal.

Archivo

Contacto

Contactar